Gandalf

Reservado Gandalf está reservado R
+ Padrinos ¡Gandalf necesita más padrinos! +P
Gandalf está reservado R
¿Está esterilizado?
¿Está testado? Inmunodeficiencia felina

Gandalf poco a poco se ha ido relajando y ya casi confía completamente en nosotras. 🙂

¿Quiénes apadrinan a Gandalf?

Mira cómo es Gandalf

08/09/2018
08/09/2018
08/09/2018
08/09/2018
08/09/2018
Últimas fotográfías añadidas NUEVA
14/07/2020
Últimas fotográfías añadidas NUEVA
14/07/2020

La historia de Gandalf

07
03
2018

Gandalf lleva ya un tiempo en los recintos exteriores de la perrera. Es muy desconfiado y si metemos la mano en su caseta no duda en saltar y salir huyendo. Dado su carácter y su positivo a inmunodeficiencia, sabemos que por el momento tendrá difícil encontrar un hogar pero no vamos a rendirnos tan fácil. Esperamos que aparezca alguien dispuesto a darle el tiempo que necesita,


04
04
2018

Es complicado sacarle fotos a Gandalf ya que suele estar escondido, frecuentemente con su compañero Farrell. Son ambos muy desconfiados y en cuanto se ven descubiertos, salen huyendo despavoridos. Gandalf además no duda en sacar la zarpa si se siente acorralado.

Somos conscientes de que este carácter juega en su contra. Pero siempre hay un roto para un descosido ¡lo teneos comprobado! Un caserío o finca podrían ser también una opción para Gandalf siempre que tuviera todas sus necesidades cubiertas.


13
08
2018

Es complicado sacarle fotos a Gandalf ya que suele estar escondido frecuentemente con su compañero Farrell. Son ambos muy desconfiados y en cuanto se ven descubiertos, salen huyendo despavoridos. Gandalf además no duda en sacar la zarpa si se siente acorralado.

Somos conscientes de que este carácter juega en su contra. Pero siempre hay un roto para un descosido ¡lo teneos comprobado! Un caserío o finca podrían ser también una opción para Gandalf siempre que tuviera todas sus necesidades cubiertas.


14
07
2020

Gandalf ya lleva muchisimo tiempo en la perrera , su caracter apenas ha variado, el nos espera en la puerta y nos maulla desde la misma pero luego no se deja siquiera acariciar. Durante el pasado invierno su salud sufrió algún revés y tuvimos que tratar con antibióticos para un problema respiratorio pero ante la falta de espacio tuvo que volver a su recinto. No perdemos la esperanza de encontrar un futuro mejor para nuestro rubiales.